Blog

Buscando por
Etiqueta: presencia

Cómo salgo de aquí

Cómo salgo de aquí

Salir

«Pasar de dentro afuera»

«Partir de un lugar a otro»

«Libertarse, desembarazarse de algo que ocupa o molesta»

«Aparecer, manifestarse, descubrirse»

«Nacer, brotar»

Lo primero, dónde estás. Tómate tu tiempo, mira a tu alrededor, escucha, huele, respira, ¿dónde estás? ¿seguro que estás aquí? ¿no andarás por Maravillas, el infierno de Dante, el día de la Marmota, tu recreación en bucle del pasado, futuros posibles o lo que podría haber sido si…?

Segundo, ¿seguro que quieres salir? Llevas mucho tiempo, años, representando este personaje, conoces sus matices y sus límites. Salir implica pérdida. ¿Vas a renunciar a la seguridad de lo conocido? ¿a las relaciones vacías, locas, dañinas, pero seguras? En tu trabajo de mierda (de mierda porque no te gusta) estás a salvo, en tus pajas mentales estás a salvo, por incómodas que sean. Y además, no todo es malo, hay recompensas ¿Renunciarás a los pequeños momentos de gloria? cuando una persona ajena reconoce tu sacrificio y te admira por ello (por sufrir como el que más) te sientes bastante bien, el (supuesto) placer de la fiesta con la drogaína fresca por tus venas es una gozada, la reconciliación mágica y pasional con tu pareja de maltrato (que se va a la mierda en cuestión de segundos) no tiene comparación. Instantes, algunos muy intensos, de algo parecido al amor. ¿Renunciarás? ¿Por algo desconocido?

Y tercero, cómo quieres salir. Sol@, acompañad@, a rastras, a oscuras; te apetece ir paso a paso o te lanzas a la piscina de lo radical. Igual quieres perderte un poco más en tu mierda para darle emoción al encierro o explorar tus propios límites.

 

Regresar

«Devolver o restituir algo a su poseedor»

«Volver al lugar de donde se partió»

Si no estás, vuelve. Reconquista tus pupilas, las yemas de todos tus dedos, los pelillos del brazo cuando se ponen de punta. Quiero decir, reconquista tu cuerpo, es el mejor lugar desde el que sentir la vida, es el único. La vida que eres y la vida de la que formas parte. Vuelve aquí, a tu cuerpo. Vuelve ahora, no lo dejes para después. Cuantos más ahoras, más viv@ te sientes y cuanto más viv@ te sientes, más fuerza y más foco y más ligero se vuelve todo.

Si una vez que has vuelto a donde estás, quieres salir de ahí, prepárate para decir adiós. Vas a dejar un lugar, simbólico o real, «partir de un lugar a otro«, déjalo. Vas a liberarte de algo que te incomoda, «libertarse, desembarazarse de algo que ocupa o molesta» suéltalo. Coge aire y despídete de quien solías ser, resdescúbrete. «Aparecer, manifestarse, descubrirse» «Nacer, brotar»

Y ahora elige el cómo. Esto es, actitud. Puedes «salir» con espíritu aventurero. Puedes pedir ayuda. Puedes arrodillarte y avanzar como un penitente. Un reto, una prueba que te pone la vida, una oportunidad, un juego… tú decides cómo vivirlo.

Actitud

«Postura del cuerpo, especialmente cuando expresa un estado de ánimo»

«Disposición de ánimo manifestada de algún modo»

A un hombre le pueden robar todo, menos una cosa, la última de las libertades del ser humano, la elección de su propia actitud ante cualquier tipo de circunstancias, la elección del propio camino.

Victor Frankl.

Fotografía de Cristina García Rodero, de la serie «España Oculta» 1980.

 

 

 

EMDR para qué

EMDR para qué

Casi todas las terapias, muchas corrientes filosóficas y hasta algunas religiones proponen el mismo modelo de bienestar: vivir aquí y ahora, disfrutar el momento.

diem

De normal, en nuestra sociedad, ya es bastante difícil disfrutar el momento sin tener mil cosas en la cabeza. Cuando has vivido un trauma es imposible.

Para esto se utiliza el EMDR, Para superar traumas

Read More Read More